CUALIDADES DEL THERMICORK

AISLAMIENTO ANTIVIBRACIONES

Considerando que todas las vibraciones se transmiten a la estructura de los edificios, es importante no descuidar este factor.

Dada su elasticidad, el Aglomerado de Corcho Expandido, posee notables propiedades antisísmicas, revelándose como el aislante antivibrático por excelencia.

A la hora de aplicarlo, es necesario tener en cuenta los elementos aquí presentados relativos a masa volumétrica y grosor del Aglomerado Negro de Corcho Expandido, en función de las cargas actuantes.

El Aglomerado Negro de Corcho Expandido, es un material de elevada eficacia en el aislamiento de la transmisión de vibraciones, ya que, soporta cargas pesadas y es resistente a grasas, agua y ácidos. Con durabilidad limitada es fácil de transportar y de instalar.

El hecho de no perder sus características con el paso del tiempo, lo hace ideal para este tipo de aplicaciones.

Descorche o saca del corcho II

El corcho del alcornoque se extrae por primera vez cuando el árbol tiene aproximadamente 30 años, aunque eso depende de que tenga una circunferencia altura de pecho(CAP) de 70 cm, a una altura de 1,30m. A este corcho se le denomina “corcho bornizo” que no cumple con la calidad necesaria para ser utilazado ni en uso alimentario (como tapones) ni en aglomerados- Su uso es decorativo y en aislamientos termoacusticos

Después de 9 o 14 años se puede realizar el segundo descorche, del que se obtiene el denominado “corcho secundario”que tiene una estructura más regular y menos dura que el anterior pero todavia no tiene la suficiente calidad para el uso alimenticio

Del tercer descorche se obtiene el “corcho amadia o de reproducción” que es extraído tras el mismo periodo de tiempo que el anterior. Tiene una estructura mucho más regular con costados y bases lisas, lo que le aporta mayor calidad y propiedades adecuadas para el uso alimenticio

El alcornoque puede vivir entre 150 y 250 años y proporciona corcho de calidad cada 9 o 14 años, lo que equivale a 14 – 15 sacas de corcho

CORCHO NATURAL

El corcho es un tejido vegetal denominado en botánica “Felema” que recubre el tronco y las ramas del Alcornoque, creando su corteza. Protege al alcornoque de las condiciones extremas del clima, como sequía, altas temperaturas e incendios.

El 90% del corcho está compuesto por gas similar al aire, por ello su leve peso. Este gas está dentro de sus células que están compuestas por cerina y principalmente suberina que le aporta baja densidad, baja permeabilidad, baja conductividad del calor (protege al alcornoque frente a incendios), alta elasticidad y estabilidad química.

PROPIEDADES DEL CORCHO

Ligereza: al estar compuesto por un 90% de aire tiene una densidad muy baja.

Elasticidad: se puede comprimir hasta casi la mitad de su longitud manteniendo su flexibilidad y recupera su volumen una vez se deja de presionar.

Coeficiente de rozamiento elevado: su superficie permite una gran adherencia y dificulta su deslizamiento al compuesta por microventosas.

Impermeabilidad: es prácticamente impermeable a líquidos y gases gracias a la suberina que compone las paredes de sus células. Envejece sin deteriorarse por su resistencia a la humedad.

Gran poder calorífico: capacidad de generar calor está alrededor de 7000 Kcal/Kg, es equivalente a la del carbón vegetal.

Fácilmente manejable: mediante el hervido se modifica su contenido en agua y facilita los procesos al ser más blando y elástico.

Bajo contenido en agua: tiene una baja humedad que no supera el 9% de su peso, una vez eliminada la raspa, aunque lo normal es el 6%. Esto hace impoiblela proliferación de microorganismos.

Aislante térmico: su resistencia al paso del calor es treinta veces superior al del hormigón, por su bajo contenido en agua, la falta de conductividad de sus componentes y su estructuración.